Make your own free website on Tripod.com
F.I.F.A San Marco Sport Events A.C. Milan Barcelona S.C.

Nueva sanción para Barcelona

Ya no entiendo nada. Hace más de un año Barcelona Sporting Club era uno de los clubes más poderosos de Sudamérica. Tanto así que unos de los mejores equipos italianos, el A.C. Milan, iba a jugar un partido amistoso para su pretemporada. Nunca supe por qué no se realizó el partido, pero me admiró mucho que ahora la Federación Internacional de Fútbol Asociado (F.I.F.A) haya sancionado a Barcelona por no haber jugado aquel partido.

Ese partido hubiera sido una gran vitrina para el Idolo. La compañía italiana San Marco Sport Events fue la encargada de organizar el partido, y ahora demanda al Barcelona por no respetar el contrato. Barcelona es un caso para Ripley. Hace unos años un jugador apellido Taberna ganó un juicio por incumplimiento de contrato y Barcelona tuvo que entregar su sede social como parte de pago.

Años más tarde el ex-presidente Isidro Romero contrató a varios extranjeros, entre ellos el camerunes Cyrille Makanaki y el argentino Néstor Villareal. Ambos tuvieron un rendimiento regular durante su permanencia en Barcelona. Barcelona los separó del plantel y como es costumbre esos jugadores demandaron al equipo. Como de costumbre, Barcelona perdió los juicios y tuvo que indemnizar a los jugadores por varios millones de sucres (se decía en ese entonces que Makanaki podía apropiarse del propio estadio Monumental).

Poco después, el grupo técnico de Edison Umaña también demandó al Barcelona porque el presidente de ese entonces, Ab. Abdalá Bucaram, lo despidió para traer al técnico argentino Salvador Capitano, al cual se le pagó aproximadamente un millón de dólares por sus meses de trabajo.

En 1997 Barcelona hizo grandes inversiones de dinero y contrató a los mundialistas Marco Etcheverry (Boliviano) y Anthony de Avila (Colombiano). Con la dirección técnica de Rubén Darío Insua se llegó a la décima tercera corona y por ende a la última participación de Barcelona en Copa Libertadores en este milenio. Fue una gran etapa de Barcelona donde se recaudó mucho direno, durante la administración de Xavier Paulson.

En 1998 empezó a mostrar su desorganización y su falta de dinero. Se cambió a la dirigencia, tomando el mando Jorge Bejarano. Como Director Técnico estaba Jorge Habergger. Después de unos malos resultados fue despedido, pero por suerte esto no causó muchos problemas a Barcelona. Para abaratar los altísimos costos de la plantilla, Barcelona vendió a varios jugadores. Separó a otro grupo de jugadores, entre ellos a Jimmy Montanero, que será homenajeado por la Confederación Sudamericana de Fútbol, mientras que Barcelona no le dijo ni "hasta luego".

Otro jugador separado fue Anthony de Avila. De un día para otro los dirigentes lo botaron del primer equipo, y por ende ahora Barcelona debe pagar una fuerte cantidad de dólares al colombiano.

No se si es que la dirigencia no tiene una buena asesoría en la parte legal, pero de los casos nombrados anteriormente todos los ha perdido Barcelona, dando como resultado el pago de altísimas indemnizaciones agravando la crisis económica del equipo.

Debido a este mal manejo de contratos y despidos, sumando la inasistencia al partido contra el Milan en Italia, la F.I.F.A sancionó al Barcelona imposibilitandolo de vender y contratar jugadores. Esta sanción será revocada cuando el Idolo cancele todas sus deudas.

Me gustaría saber con qué dinero vamos a pagar, si durante los próximos meses no podremos armar un equipo competitivo, que haga que la hinchada asista al estadio.

Final contra Vasco da Gama
Villarreal
Makanaki
Umaña Capitano
Insua
Etcheverry
Despido de Habergger
de Avila

Diciembre 1999